Los grupos espirituales y la tarea

Cualquier conflicto vincular, emoción inadecuada o pensamiento negativo que asome en estos grupos deberán tomarse como el grito de la ignorancia, que tiene que ser escuchado por el Amor y la Sabiduría que viven en nuestro interior para ser disueltos y poder recobrar el nivel de conciencia previamente alcanzado. Por alguna razón, construir puede llevar mucho tiempo; en cambio, somos capaces de destruirlo todo en apenas un segundo, y en estos casos hay que empezar todo de nuevo. Es imprescindible recomenzar cada vez que sea necesario, porque la Manifestación es una experiencia evolutiva inexorable. Simplemente no existe otra posibilidad en este camino en donde todo lo creado en su conjunto se volverá hacia el Creador a través de la experiencia. Nada puede considerarse fuera de “él”. Nada puede descartarse, todo habrá de volverse alguna vez Conciencia plena. Todo lo que va despertando trabaja, a su vez, con el resto, con lo que está dormido en nosotros y en los demás, mediante la irradiación explícita o silenciosa. Esto forma parte del juego del Creador y, como consecuencia lógica, no puede dejar de hacerse. Así se pueden interpretar también las palabras del Buda Avalokiteshvara (Gautama Siddharta), quien pospuso su propia realización expresando “Mántricamente”: “Volveré una y otra vez a la Tierra hasta que el último de los seres alcance la iluminación y cese todo sufrimiento”… para ayudar así a cada ser sobre la Tierra.

(Del libro PASAMANOS A LA CONCIENCIA de Silvia Kamienomostki).

2 comentarios en “Los grupos espirituales y la tarea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *